Exvicepresidente Mike Pence: “No debería ser una sorpresa que no apoye a Donald Trump”

Mike Pence había lanzado su propia candidatura para las presidenciales de noviembre, pero suspendió su campaña en octubre del año pasado al reconocer que carecía de apoyo y que no era el «momento adecuado».

El exvicepresidente de Estados Unidos y exprecandidato presidencial Mike Pence afirmó este viernes que no respaldará la nueva candidatura presidencial del republicano Donald Trump, con quien colaboró estrechamente en la Casa Blanca entre 2017 y 2021.

“No debería ser una sorpresa que no respalde a Donald Trump”, declaró en una entrevista en la cadena Fox News.

Pence había lanzado su propia candidatura para las elecciones presidenciales de noviembre, pero suspendió su campaña en octubre del año pasado al reconocer que carecía de apoyo y que no era el “momento adecuado” para optar por el cargo de presidente.

Mientras tanto, Donald Trump aseguró su candidatura presidencial al obtener suficientes delegados en las primarias del estado de Washington el martes, lo que le garantiza la nominación en la convención de su partido en julio en Milwaukee.

“Durante mi campaña, dejé en claro que había profundas diferencias entre nosotros en varios aspectos, no solo en el cumplimiento de mis deberes constitucionales el 6 de enero de 2021″, dijo Pence.

Se refirió al asalto al Capitolio, cuando se negó a seguir las indicaciones de Trump para rechazar los resultados electorales que daban la victoria a Biden. Agregó que, de manera sincera, no puede brindar su apoyo al exmandatario.

Otra precandidata, la exembajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, tampoco respaldó a Trump cuando se retiró de la contienda a principios de mes después de su derrota en el supermartes. Afirmó asimismo que el expresidente tendría que ganarse el apoyo de quienes votaron por ella.

Donald Trump, sin embargo, cuenta con el respaldo general del Partido Republicano y de sus líderes en el Congreso. El líder de la minoría conservadora en el Senado, Mitch McConnell, fue el último en otorgar su respaldo el pasado 6 de marzo.

McConnell argumentó que las primarias del 5 de marzo, conocido como el supermartes porque los republicanos celebraron elecciones en una quincena de estados, demostraron que Trump había ganado el apoyo necesario para ser el candidato.